Argentina XV se sacó la espina. Arrolló a Estados Unidos, le ganó 45 a 14 con un rugby de alto vuelo y parece viajar directo a la reconquista del Américas Rugby Championships. Gaspar volvió a jugar un gran encuentro y anotó un try.

 

Era un partido clave, casi una final, y Argentina XV lo jugó como tal. Por la 2° fecha de la Américas Rugby Championships, el combinado nacional despachó al vigente bicampeón, Estados Unidos, por 45 a 14 y dio un paso de gigante para reconquistar el trofeo.

La escuadra dirigida por Ignacio Fernández Lobbe, que venía de batir sin problemas a Brasil, preparó el partido con mucha seriedad y en la cancha, todo lo planificado salió a la perfección, exhibiendo las diferentes existentes entre un equipo y otro.

Y en ese contexto, el pilarense Gaspar Baldunciel volvió a lucirse y, como frente a los brasileños, anotó un try. La conquista del primera línea de Alumni se dio a los 29 minutos, fue la tercera del equipo, y empezó a sentenciar la historia del partido que se disputó en la cancha del Marabunta Rugby Club de Río Negro.

El otro pilarense que forma parte del plantel, el también primera línea Javier Corvalán, no pudo ser de la partida debido a una lesión en uno de sus hombros sufrida durante uno de los entrenamientos de la semana previa.

Los argentinos venían con la sangre en el ojo ya que habían perdido las últimas dos ediciones de este campeonato frente a los estadounidenses y querían sacarse la espina. Y vaya si lo hicieron. Jugaron un rugby dinámico y vertical que potenció todas sus virtudes y al mismo tiempo desnudó todas las falencias del adversario.

 

La acción

 

El dueño de casa salió decidió a imponer condiciones, prevaleciendo en la lucha cuerpo a cuerpo y liberando rápidamente la pelota a las puntas para que el desequilibrio de sus backs se encargue del resto. Así llegaron las dos primeras conquistas nacionales, a cargo de Santiago Carreras y Lucas Favré, que adelantaron a los argentinos por 14-0.

Estados Unidos, sorprendido por el estupendo arranque de su adversario, intentó reaccionar, pero se encontró con una sólido bloque defensivo que paró en seco cada intento norteamericano. Encima, a Paul Lasike se le salió la cadena y pisó a Matías Osadczuk a la salida de un reagrupamiento, dejando a su equipo con 14 jugadores con 60 minutos por jugar.

Esa ventaja la capitalizó Gaspar Baldunciel, quien entró en falso luego de un ruck y rubricó la tercera conquista nacional para bajarle la persiana al primer tiempo con un lapidario 21-0 en el tanteador. Fue la segunda conquista del pilarense en dos encuentros del certamen.

La intensidad y las ganas de seguir mostrando el ambicioso plan de juego que desplegó en los primeros 40 minutos, se replicaron en la segunda mitad bajo las figuras de Santiago Carreras y Julián Domínguez. El de Pucará, uno de los puntos altos del vencedor, marcó y asistió a Felipe Ezcurra para dejar el score 40-0.

Pero para que la fiesta fuera completa faltaba la conquista del capitán Lautaro Bávaro, quien le puso el moño a una actuación superlativa, que ni siquiera se vio empañada por los dos tries de Estados Unidos del final. Notable tarea del elenco nacional que le brindó una actuación inolvidable para que la gente de Río de Negro lo despida con una catarata de aplausos.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Deportes