El abogado Tomás Pérez Bodria se mostró en contra de que la ley se trate en un período electoral. Además, afirmó que el gobierno puso a menores y extranjeros como “enemigo interno”.

 

El proyecto para bajar la edad de imputabilidad se ha vuelto a poner en debate, luego de que el gobierno confirmara su intención de avanzar con la sanción del nuevo Régimen Penal Juvenil, que será tratado en las sesiones extraordinarias de febrero.

Uno de los puntos del mismo es bajar a 15 años la edad de imputabilidad para los delitos más graves como homicidio, violación o abuso sexual agravado, secuestro extorsivo o robo con armas de fuego.

Cabe destacar, que a principios de 2017 el tema se instaló luego del homicidio de Brian Fernando Aguinaco, un adolescente de 14 años que fue asesinado por Brian Joel, de 15 años el 24 de diciembre de 2016. Allí, la baja que se analizaba era de 16 a 14 años.

Las opiniones son diversas y cada una tiene sus fundamentos, sea a favor o en contra. En Pilar, para el conocido abogado penalista Tomás Pérez Bodria, este nuevo intento de debatir la imputabilidad está relacionado con desviar la atención de la crisis económica.

“En este momento, es una cortina de humo al igual que el apuntar hacia los extranjeros como responsables de la inseguridad que existe en la Argentina. Es una cortina de humo lanzada por el gobierno para sacar de la discusión el tema central que nos ocupa, que es el desastre que representa su gobierno en materia económica e institucional”, explicó el letrado en diálogo con Diario Resumen.

Pérez Bodria destacó que la medida “no sirve para nada” pero que es cierto que es necesaria una Ley Penal Juvenil: “la vigente es de la época de Videla para los menores de edad. Actualmente entre los 14 y los 16 años son sometidos a medidas de seguridad sin elementos de defensa, pero de ninguna manera es posible debatir esto con un carácter electoralista como promueve el gobierno”.

Desde su punto de vista el Ejecutivo está pensando el proyecto dependiendo del año electoral y asociándolo a la inseguridad, tema que afirma “aparece cada vez que otras preocupaciones de la ciudadanía hacen mella en la política comunicacional del gobierno”. “Mi opinión es contraria absolutamente al tratamiento de esta ley, en este momento”, agregó.

El ex concejal peronista aseveró que las estadísticas demuestran que los menores son los que menos crímenes cometen. “Los menores no superan en materia de delito el 1 por ciento del total de los delitos cometidos. La utilización de los menores con la que Patricia Bullrich pretende justificar la normativa en delitos como secuestro y narcotráfico, es una estupidez. Eso lleva a que si se utiliza menores inimputables para vender droga podríamos tener a un menor, para evitar que sea usado por mayores, con una pena de 8 o 9 años de prisión, es un contra sentido absoluto”, expuso.

“Los menores no superan el 1 por ciento del total de los delitos cometidos”

Asimismo explicó que lo que se está buscando es “un enemigo interno” tanto con los menores como los inmigrantes: “cuando se quiere justificar ciertos hechos como represión o el desastre económico, se genera este enemigo interno que lo elije en este caso el gobierno, con foco en inmigrantes y menores”.

 

Críticas a la gestión actual

 

Pérez Bodria, hizo hincapié en que lo importante es que la presidencia de Mauricio Macri llegue a su fin “lo antes posible”. “Entregó al país más de 165 mil millones de dólares de deuda externa nueva, debemos el 105 por ciento de PBI. Comercios y fábricas que cierran, chicos que no comen no que están delinquiendo. Escuelas que cierran, no cárceles que cierran”, dijo.

Además, agregó que el fin debe llegar “sea con un juicio político con transición hasta octubre o votando una oposición responsable, que para mí es Cristina (Kirchner), hay que terminar con esta pesadilla para el país”

El letrado aseguró que en materia de seguridad, la resultante directa de la política económica “naturalmente” es un aumento de la inseguridad.

“Cuando aumenta a estos niveles la pobreza que, como expuso la UCA, tenemos 1 millón más de pobres desde que asumió Macri, cuando aumenta la indigencia y desocupación, cuando la desesperación cunde aumenta el delito. Argentina no se destaca por ser uno de los países más inseguros pero la inseguridad es moneda que corrientemente se usa con fines electorales y eso hace que jamás se pueda resolver el problema” cerró Tomás Pérez Bodria.

 

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Sociedad