A poco de la veda electoral para las PASO, el principal opositor de la actual gobernadora, María Eugenia Vidal, analizó la provincia, la gestión y pensó en el futuro.

Axel Kicillof, precandidato a gobernador por el Frente de Todos, afirmó en diálogo con la Agencia DIB que la Gobernadora miente cuando dice que recuperó fondos y que el modo realista de avanzar sobre los crónicos problemas financieros es hacer más equitativo el reparto de fondos con la ciudad de Buenos Aires.

También, acusa a Vidal de haber empeorado todos los problemas heredados. Las propuestas para la justicia y la hipótesis de una gobernación con Mauricio Macri presidente. “Soy peronista”, enfatiza. Y asegura que en Buenos Aires “hay hambre”.

Usted dijo que Vidal deja una provincia devastada. Si esto es así, ¿cómo se explica su alto nivel de popularidad?

Este gobierno se destacó muchísimo en marketing y casi nada en hechos ni gestión. La imagen de un Gobierno tiene que ver con la instalación y la percepción de lo que hizo o no hizo. Se ha convertido en sentido común que hicieron muchas cloacas y rutas, pero eso es mentira. En seguridad pasa lo mismo. Hay una distancia enorme entre el marketing y la realidad, como pocas veces hubo. Eso en parte se debe a una gran cobertura mediática.

¿Qué haría con el poder mediático que en su lectura está “blindando a Vidal”?

Veo que los medios locales han sido dejados de lado por Vidal. La política con los medios debe ser mucho más equitativa y de menor intervención en la línea editorial. Si bien les resulta cómodo que no les hagan las preguntas que le tienen que hacer, creo que se gobierna peor sin ningún tipo de control por parte de los medios. Un exceso de blindaje y elogios puede producir un mal gobierno.

Si me toca gobernar con Macri presidente va a haber un cortocircuito muy grande”

¿Lo que heredó de la gestión de Scioli no ayuda a la alta valoración de Vidal?

Hay deudas históricas en la provincia que empiezan más atrás de los 28 años que dice la Gobernadora. Se equivoca y es bastante injusta en su diagnóstico. Buena parte de los problemas relacionados a la estructura productiva y a las desigualdades vienen de la dictadura, de la interrupción del proceso de industrialización. En 2015 había problemas que se venían arrastrando y no se habían solucionado, pero Vidal los agravó a todos.

Pero cuando asumió, Vidal dijo que no dejaron plata ni para pagar los sueldos.

La provincia para pagar sus sueldos con Vidal tomó deuda externa en dólares. El próximo gobierno entonces va a tener dos problemas: pagar los sueldos y pagar la deuda que tomó Vidal. Si me toca asumir, yo voy a poder decir lo mismo que ella pero con un agravante: además nos endeudó. La provincia tiene un problema fiscal, porque hay una injusticia estructural con el tema de la coparticipación, que la Gobernadora empeoró.

¿Pero con el pacto fiscal la provincia no recuperó, como dice Vidal, fondos que hoy equivalen a 65 mil millones de pesos anuales?

Eso es mentira. Por el pacto fiscal y el ajuste a los jubilados, una parte del cual va a la provincia, Vidal no obtuvo un adicional especial sino que recibe más recursos automáticos, pero como contrapartida deja de recibir los recursos no automáticos.

Entonces, ¿no hay más plata?

Hay menos. Si se comparan los recursos totales que recibía la provincia en 2015 con lo que recibe ahora, es menos. La Ciudad, que es el bastión de Cambiemos, sí mejoró un montón. Vidal descuidó a los bonaerenses, perdió porque está subordinada a Macri y a Larreta. Ella nunca se peleó con Macri, para nada. Se dedicó a cubrirlo, a cuidarlo y por eso no pudo defender a los bonaerenses.

¿Sostiene el reclamo de los puntos de coparticipación de la provincia?

Sí, claro. Pero en coparticipación es muy difícil que las demás provincias cedan a favor de Buenos Aires. Lo que si pasó es que Macri por decreto le dio más plata a la CABA. Y ahí hay una cuestión para debatir, porque la provincia, con cinco veces la población de la Ciudad tiene solo el doble de presupuesto. Eso no está bien, hay una inequidad que se nota ni bien uno cruza la General Paz. Con un caso se ve claro: La Matanza tiene 2.100.000 habitantes y la CABA 2.800.000. El presupuesto de La Matanza es de 10 mil millones y de la ciudad  350 mil millones, 35 veces más. Cuando alguien va a La Matanza y dice todo lo que le falta, también tiene que saber que eso está en todo lo que no sobra, pero abunda, en la Ciudad.

¿Es decir que los recursos para la provincia deberían salir de la Ciudad?

Hay que dar esa discusión.

¿Se puede gobernar bien la provincia con un Gobierno nacional de otro signo político?

Si a mí me tocara ser gobernador junto con Macri va a haber un cortocircuito muy grande porque el programa económico de Macri es espantoso y enemigo para la provincia. Ojalá no toque eso. Ahora si fuera así, la provincia le va a reclamar a Macri que no lleve adelante ese programa, pero no por una cuestión de bandera política sino de condiciones de vida.

Usted no pertenece a La Cámpora pero se le atribuye esa identidad ¿Si es gobernador, qué rol tendría esa agrupación?

Mi función, mi vocación y mi obligación va a ser cumplir mi programa de gobierno y hacerlo no sólo para un sector político, sino para todos los bonaerenses. Vidal perteneció al grupo Sophia, pero nadie le está preguntando si gobierna para el grupo Sophia, aunque muchos de sus funcionarios son o eran de ahí. Es parte de una campaña sucia en la que llegaron a decir que yo era parte del Partido Comunista.

Este gobierno se destacó muchísimo en marketing y casi nada en hechos ni gestión”

¿Cómo se define en términos ideológicos?

Yo soy peronista. Estoy afiliado al peronismo, soy candidato del peronismo en la provincia, pero van a decir que soy candidato de cualquier cosa con tal de que no me voten. No sé cuánto tiempo más me tengo que pasar explicando lo que soy para que no discutamos lo que quiero hacer.

Los desafíos de una gestión

¿Ahora la provincia define la tarifa eléctrica para todo el territorio, van a seguir los aumentos?

Con el tema tarifario se produjo una estafa electoral, conceptual, económica y real increíble e indignante sobre los bonaerenses. El otro día observaba los números del balance de Edelap solamente y en dos años ganó algo así como 3.000 millones de pesos.

¿Eso quiere decir que se pueden no aumentar?

Están ganando como nunca. Les dolarizaron las tarifas porque los propietarios de las empresas son amigos del gobierno. La inversión fue de 710 millones de pesos el año pasado. Insuficiente porque se corta más la luz. Yo no digo que a estas empresas hay que estatizarlas. Pero si es privada tiene que haber competencia o control y regulación del Estado.

Magario dijo que si ganan van a garantizar los alimentos. ¿Es una afirmación general o un plan específico?

Es un plan específico. Como la provincia oculta los datos, los vamos recabando de los municipios. Menéndez, el intendente de Merlo, me dijo que en 2015 la Municipalidad atendía necesidades alimentarias de 1.200 familias, ahora son 60 mil. Hay hambre. Es un infierno. Hay que ser negador, insensible y cómplice para no atender directamente esta cuestión. Pero si Vidal lo aceptara y tomara alguna medida humanitaria, eso aparecería como una forma de denuncia al plan económico de Macri y a su propia ineficiencia y ausencia, y a su formidable fracaso como gobernadora.

La política de Macri respecto a las retenciones, a las que no pudo eliminar, ¿demuestra que el kirchnerismo tenía razón?

Demuestra algo que nosotros hicimos imperfectamente y que Macri empeoró. Con las retenciones mintió, como en todo. Este gobierno dolarizó los insumos y las tarifas. Lo que nosotros vamos a hacer y no hizo Macri, es hacer políticas diferenciadas y segmentadas para los pequeños productores, y para los productores de los distintos rubros. Lo que seguro no hizo Vidal es usar el Banco Provincia para darles crédito a los pequeños productores. Y ahí quiero reivindicar algo, estamos haciendo la autocrítica, pero nosotros sí les dábamos tasas de interés cero por 120 días al productor para que cultivara. Muchos productores reconocen que varias políticas de nuestro gobierno les servían.

Una reforma judicial y la política de seguridad

A partir de las declaraciones del titular de la Suprema Corte, Eduardo De Lazzari, ¿debe haber una reforma de la Justicia?

Hay deudas históricas en la provincia que empiezan más atrás de los 28 años que dice la Gobernadora. Se equivoca y es bastante injusta en su diagnóstico”

Cuando uno va a las encuestas de confianza de la opinión pública se encuentra con que un 80 por ciento no confía en la Justicia. Y en la provincia de Buenos Aires los índices son aún peores. Si me toca gobernar va a haber un relanzamiento que implique volver a creer en la Justicia.

Respecto a la Policía Bonaerense, ¿piensa en hacer cambios de fondo?

Lo que está haciendo la gobernadora no funciona: se conoció un informe de la Procuración que indica que los delitos son más. Estamos ante un fracaso más. El grado de ajuste que ha hecho presupuestario sobre la seguridad es inmenso, del 29 por ciento respecto de 2015 en términos reales. ¿Puede funcionar la seguridad con este ajuste feroz y con policías que ganan menos que antes? Cuando vemos que los índices de criminalidad aumentaron hay una parte que se atribuye al fracaso de las políticas de seguridad y otra al deterioro de las condiciones sociales. Si hay más pibes en la calle es porque el desempleo entre los jóvenes es del 25 por ciento.

Vidal afirma que nunca se combatió al narcotráfico como ahora.

Creo que el narcotráfico pasa más por los grandes traficantes. Y la verdad, sobre eso no hemos visto muchas noticias.

Por Marien Chaluf  y Andrés Lavaselli, de agencia DIB

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Destacado