Por Susana Serantes

Gran alegría me dio ver en estos días, un toque de buen gusto en la esquina de Colectora Panamericana y la calle 11 de Septiembre, lugar donde fueron colocadas plantas junto a un cartel embelleciendo el lugar, como dando la bienvenida a quienes llegan a la ciudad por el nuevo ingreso a Pilar.

Realmente sorprendente el cambio estético de la zona, pero quiero creer, que esta debe ser la primera etapa de la obra, ya que en esa cuadra de la calle 11 de Septiembre entre Colectora y calle El Rincón, sólo se presenta un mejorado deteriorado, apenas bacheado, con un profundo zanjón a los costados, sin alcantarillado y mucho menos con cordón cuneta. No llegan a ser cien metros los que faltarían remodelar de esa cuadra.

Por otra parte, siendo una nueva arteria de entrada a la ciudad, no tiene carteles indicadores de contramano para los que se dirigen desde Rincón hacia Colectora, significando un verdadero peligro.

Sumado a esto, la solución que se dio sobre el puente Champagnat, ¿No fue trasladar el problema al puente Pelba? Donde el tránsito es muy fluido y se concentra en ese lugar, presentando un peligro latente de accidente.

Habría que anticiparse al problema para” no llorar sobre la leche derramada”, puesto que allí converge el tránsito de ambas colectoras, la bajada de la autopista y las calles adyacentes, sumado al estacionamiento vehicular.

Repito, quedó muy bonito el cantero con plantas, muy agradable a la vista, pero si no se solucionan los otros problemas, de nada sirve “vestir a la mona de seda, porque mona siempre queda…”.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Opinión