Se trata de Juan Jesús Fernández y Juan José Navarro Cádiz, éste último el presunto tirador en el crimen, ambos de la comunidad gitana. Fueron aprehendidos en Entre Ríos y Uruguay.

Los dos principales acusados del ataque en el que fue herido el diputado nacional Héctor Olivares y asesinado su asesor Miguel Yadón, fueron detenidos ayer en la localidad entrerriana de Concepción del Uruguay y en la ciudad uruguaya de Paysandú, mientras que el estado de salud del legislador riojano sigue siendo crítico.

Se trata de Juan Jesús Fernández (42) y Juan José Navarro Cádiz (25), éste último el presunto tirador en el crimen, ambos de la comunidad gitana, quienes para los investigadores fueron los dos hombres que quedaron grabados en la escena del crimen luego de los disparos.

En tanto, otras cuatro personas también fueron detenidas en las últimas horas acusadas de estar vinculadas al ataque o de haber colaborado con los prófugos, por lo que en total son seis los detenidos en la causa.

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, informó ambas detenciones a través de su cuenta de Twitter donde escribió: “Todo el ‘clan mafioso de gitanos’ detenidos, incluido el segundo que iba en el auto, uno de los dos asesinos de Yadón y el que hirió gravemente al diputado Olivares. El último detenido en Uruguay. Gracias a Interpol Uruguay. ¡El que las hace las paga!!!”.

Fernández, dueño del auto Volkswagen Vento desde donde salieron los disparos, fue localizado en Concepción del Uruguay por la Policía entrerriana a bordo de un Renault 19 gris, en el que iba con otro hombre y un niño de 7 años. El hombre que lo acompañaba fue identificado como Miguel Navarro Fernández (55), de nacionalidad española, quien a su vez es el padre del presunto autor de los disparos.

Al momento del arresto, Fernández se encontraba en las inmediaciones de unas cabañas de Concepción del Uruguay, donde se sospecha que pudo haberse refugiado.

Poco antes, se había entregado en la División Homicidios de la Policía Federal, Stefanía Fernández Cano (24), señalada por su presunto vínculo con el asesinado Yadón (58), quien según la pesquisa fue el objetivo del ataque. También fue detenido esta madrugada como presunto encubridor del ataque Luis Cano (65), otro integrante del clan de la comunidad gitana a quien acusan de haber refugiado a alguno de los imputados.

En este contexto, Olivares continuaba hasta ayer en “grave estado, con riesgo de vida, bajo asistencia mecánica respiratoria y diálisis”, según el parte médico dado a conocer por el subdirector del hospital Ramos Mejía, Pablo Rossini.

El hecho ocurrió el pasado jueves a las 6.51 de la mañana, cuando el diputado Olivares y Yadón caminaban por la plaza del Congreso y sorpresivamente fueron atacados a tiros desde un auto estacionado, en un episodio que quedó filmado por cámaras de seguridad. A raíz del ataque, el asesor Yadon cayó desplomado sobre la vereda de la plaza, mientras que Olivares caminó unos metros más y finalmente quedó tendido herido junto al cordón malherido.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales