Hombre asesinado por Pitbulls: investigan si el dueño estaba en el lugar al momento de ataque

0

Lo mordieron en la cabeza, las piernas y los brazos, hasta quitarle la vida. Era un cliente de la fábrica e investigan si los perros estaban sueltos por un descuido o porque el propietario no estaba.

El miércoles por la mañana un hombre de 55 años, de nacionalidad paraguaya, fue atacado por un grupo de perros Pitbull cuando ingresaba a una fábrica de aberturas en Villa Astolfi, en Ruta 25. Las primeras versiones hablaban de que la víctima había ingresado durante la madrugada, invadiendo propiedad privada, pero con el correr de las horas se descubrió que se trataba de un cliente de la empresa.

“Era un cliente, entró por el portón central y fue hacia uno de los costados, porque es un galpón gigante con una nave central. Ahí, lo interceptaron los Pitbulls, que son los que deja el dueño por un tema de seguridad, los perros no lo conocían y lo atacaron”, explicaron fuentes de la investigación a Resumen.

Al mismo tiempo, agregaron que el dueño de la compañía se encontró con la escena cuando llegó al lugar: “llegó y se encontró con el hombre absolutamente lastimado, con mordeduras en la cabeza, las piernas, brazos, y ya había fallecido”.

Ahora resta determinar si efectivamente el cliente ingresó al predio cuando aún el dueño no había llegado o si por un descuido u olvido, los perros quedaron sueltos, mientras tanto el propietario está detenido por Homicidio Culposo

Por otro lado, Macelo Bradley titular de Zoonosis Pilar, quienes acudieron al lugar tras el hecho, afirmó que los animales “están bien”, que es la justicia quien deberá tomar una decisión respecto del futuro de los canes y, mientras tanto estarán al cuidado del Municipio. “Los sacamos, les pusimos el bozal y los retiramos, no atacaron a nadie. Quizás están acostumbrados a hacer la vigilancia del perímetro y trabajaron en jauría, potenciando la agresión”, explicó el veterinario a Resumen.

Respecto de si están entrenados para realizar ataques, Bradley afirmó que aún no han logrado determinarlo: “no lo pudimos determinar, no pudimos hablar con el propietario porque es secreto de sumario. No nos dan la apariencia de que estén entrenados, pero cuando un animal ataca y trabaja en jauría, lo hace aunque no sea agresivo”.

Luego, explicó que si los animales están acostumbrados a cuidar un determinado perímetro y se sienten amenazados, pueden atacar usando el estímulo ante esa amenaza pero que, si es en jauría, tiene mayores consecuencias. “La raza es potencialmente peligrosa, con lo cual el daño que pueden generar por su mandíbula, su peso y su potencia, es mayor que un caniche por ejemplo”, agregó.

Además, declaró que desde Zoonosis pueden aconsejar a la justicia respecto de si son animales peligrosos o no luego de realizar estudios con veterinarios y adiestradores: “ahora lo que estamos haciendo es castraciones, para bajar el tema hormonal que pueda llevar a la agresividad”.

“La decisión de si devolver o no a los animales es de la justicia, pero si se devuelven eso irá con trato especial para que no tengan contacto con personas, porque si uno tiene un animal potencialmente peligroso, debe tener las medidas necesarias para que no sucedan accidentes”, cerró Marcelo Bradley.

Compartir!
Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta