Con presencia de ejecutivos de Ford, la concesionaria local, a cargo de Osvaldo Roncayolo, inauguró un taller de reparaciones menores. Las tareas deben demandar menos de dos horas y están habilitadas para autos de todas las marcas.

En la noche del martes, el concesionario local Ardama de la firma estadounidense Ford inauguró oficialmente un servicio de mecánica rápida del automotor, denominado Quick Lane.

Esta nueva modalidad, lanzada por Ford en Estados Unidos en 1998, consiste en un centro de asistencia del vehículo para la realización de reparaciones menores, que demanden menos de dos horas de trabajo.

La sucursal local, que está funcionando desde el lunes y es la primera de la línea en Sudamérica, atiende a autos de todas las marcas, de lunes a viernes, de 9 a 18. Asimismo, cuenta con repuestos genuinos Ford y las reparaciones tienen garantía de un año.

Los procedimientos que se realizan en el lugar son cambios de neumáticos, alineación y balanceo, cambio de aceite y filtro, reparación de amortiguadores, reemplazo de pastillas de freno y batería y el mantenimiento programado por la empresa Ford.

Al respecto, el gerente de Quick Lane Pilar, Gabriel Alturria, aseguró que “tenemos precios muy buenos”. “No somos ni caros, ni baratos. Estamos en el medio, con valores competitivos. Por el momento tenemos repuestos originales Ford y vamos a tratar de conseguir de todas las marcas”, subrayó.

En el acto, participaron el titular de Ardama Pilar, Osvaldo Roncayolo; el presidente de Ford Motors Argentina, Hernán Galdeano; el titular de Ford Argentina, Chile y Perú, Enrique Alemañy; el manager global de Quick Lane, John García; y el jefe de Gabinete municipal, Federico De Achával.

“Es un orgullo ser el primero en el país y buscaré ayudar a los demás. Esto fue montado por un equipo que me siguió. Fue difícil, pero no imposible. Es una felicidad no haberse equivocado. Tuvimos una oportunidad y no la desaprovechamos”, remarcó Roncayolo.

“Esto nació en 1998 y hoy tenemos 700 en Estados Unidos y más de 850 en todo el mundo. El programa global de Quick Lane se desarrolló en 2012 y está orientado a competir con las grandes cadenas de servicio rápido en el mundo. Estoy orgulloso de esta apertura”, celebró García.

“Para nosotros es una alegría y un desafío. Las instalaciones son fantásticas. Esta iniciativa apunta al acompañamiento del cliente y responde a la madurez de los consumidores, que cada vez son más exigentes. Es una gran oportunidad para fidelizar a los clientes”, cerró Alemañy.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Comments are closed.

Más en Sociedad