Provinciales

Analizan el uso de lenguaje inclusivo en toda la administración bonaerense

0

La primera recomendación es tener en cuenta el uso de la palabra “personas” en vez de masculinos o femeninos. Se podrá sugerir el uso de la “X” o la “E” en casos inevitables.

La Provincia de Buenos Aires podría comenzar a utilizar lenguaje inclusivo en sus resoluciones, decretos, memos y otros documentos de la administración pública, a partir de una propuesta de la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual, Estela Díaz, en la que se empezará a trabajar con las distintas carteras.

Si bien la iniciativa aún no fue oficializada, la idea se comenzó a trabajar en el flamante ministerio e informalmente en conversaciones entre las distintas carteras. El objetivo de Díaz es “dejar de invisibilizar” a las mujeres y disidencias sexuales a través del lenguaje.

La propuesta podría consolidarse a partir de un decreto del gobernador Axel Kicillof o bien a través de resoluciones de adhesión en los ministerios.

Para avanzar en el tema, el equipo de la ministra de las Mujeres elaborará una guía posible que luego presentará en una mesa interministerial. Según los lineamientos provisorios de la propuesta, la primera recomendación es tener en cuenta el uso de la palabra “personas” en vez de usar referencias en masculino o femenino. “Existe una gran posibilidad de sustituir por impersonales”, dijo Díaz, quien ya trabajó en la confección de guías similares.

También, se podría sugerir el uso de la “X” o la “E” en los casos en los que sea inevitable hacer esa utilización del lenguaje.

La iniciativa se enmarca en una revisión más amplia de la lengua, que incluye la discapacidad y los pueblos originarios. La intención, según anticipó la ministra, es “revisar los estereotipos” vigentes en la sociedad que perpetúan situaciones desiguales.

Otro espacio en el que se trabajará el tema del lenguaje inclusivo es en las escuelas de la provincia, a través de la aplicación de la Educación Sexual Integral (ESI). Según anticipó la ministra, la ley “va a tener un enorme impulso en el gobierno nacional y en la provincia”.

Desde el Gobierno bonaerense son cautos y aseguran que la propuesta todavía no fue analizada. Sin embargo, algunas carteras ya comenzaron a interesarse en la propuesta y de manera informal buscan asesoramiento en el ministerio de Díaz para el diseño de sus anuncios de gestión.

Una ley para todo tipo de violencias

La ministra adelantó que el Gobierno provincial avanzará también en una nueva legislación para abordar todo tipo de violencias contra las mujeres y las disidencias sexuales, que trasciendan lo meramente familiar.

Díaz señaló que “se trabajará en una nueva ley para atender cuestiones de violencia que trasciendan lo familiar”, ya que se necesita “otro marco normativo para atender todas las violencias: mediática, laboral, institucional, simbólica, obstétrica”, enumeró.

Según pudo saber DIB la confección del proyecto comenzará a pensarse en el marco de foros con distintas instituciones y organizaciones con perspectiva de género. “La idea no es derogar la ley vigente, sino sumar una nueva normativa”, indicaron fuentes del ministerio a DIB.

En declaraciones a periodistas, Díaz destacó que se trabaja además en el diseño de un protocolo de mecanismos institucionales para el abordaje de las violencias en el marco de la administración pública. Y dijo que está en agenda la revisión de las licencias por violencia de género, al tiempo que recordó que existe una ley (14.893) que no fue reglamentada por la administración de María Eugenia Vidal.

No obstante, cuestionó que “cuando se piensa en género se hable solo de violencias”, ya que “ese es un enfoque que coloca a las mujeres como víctimas y no como sujetas de derechos”. En ese sentido, dijo que en el ministerio de las Mujeres se trabajará fuertemente en las masculinidades, en el marco de la creación de una Dirección de Masculinidades por la Igualdad, que será presentada la próxima semana cuando se conozca la estructura ministerial.

En ese sentido, señaló que para los casos de restricción de acercamiento “la idea es cambiar el enfoque”, por lo que se trabajará fuertemente en la implementación de tobilleras electrónicas en quienes ejercieron la violencia para dejar de lado de manera paulatina los botones antipánico que deben usar las mujeres. “Hay un proyecto para la producción pública de tobilleras”, indicó Díaz.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Más en Provinciales