El concejal del Frente Pilarense le dedicó unas palabras a la joven taekwondista que estará viajando el año que viene con destino a Australia para representar a Pilar en el Mundial de la especialidad.

 

Muchos son los casos de taekwondistas pilarenses que han obtenido la clasificación para participar del próximo Mundial de la especialidad a desarrollarse en Australia el año que viene pero debido a la situación económica del país son pocos los que pueden asistir hasta el momento.

Uno de estos casos es el de Soledad Molina, la joven del Barrio Agustoni se encuentra focalizada en los entrenamientos de cara al Mundial y cuenta con el apoyo de Federico Achával de cara al mismo. “Sole es un ejemplo de crecimiento y de personas que hacen crecer. Junto a todos los vecinos del barrio vamos a trabajar por su sueño y para que la difícil realidad que hoy toca vivir no se vuelva un impedimento para hacerlo realidad“, manifestó el concejal.

“Son muchas las cosas que se pueden hacer con un talento, y Soledad lo multiplicó y lo convirtió en una enseñanza para todo el barrio, abriendo una escuela en donde 35 niños de Agustoni aprenden taekwondo. Que existan este tipo de espacios, en un contexto económico como el actual, en el que para los chicos se hace cada vez más difícil estudiar, los jóvenes no encuentran trabajo y tampoco tienen con qué pagarse una actividad extra, es muy importante. Estos lugares les abren la posibilidad de crecer contenidos y acompañados, en lugar de hacerlo en la calle”, profundizó.

Achával valoró el trabajo que desarrolla la atleta con su escuela. “Lo que Sole hace demuestra cómo el deporte incluye. Un chico que podría haber terminado en la droga termina integrándose e interesándose por algo mucho más sano, en donde además de aprender valores de respeto, de compañerismo, de humildad, de perseverancia, fortalece su cuerpo y su persona”, mencionó.

“Creemos que apoyar a los deportistas locales es reconocer todo lo que ellos empujan y hacen por su barrio. Y en una realidad difícil como la de hoy, encontrarnos con personas que no sólo no bajan los brazos sino que le dan una mano al otro, tiene un doble valor”, añadió.

Soledad Molina tiene tan solo 18 años y manifiesta haberse iniciado en la práctica del taekwondo a los 3. “Prefiero que estén haciendo una actividad deportiva a que estén en situación de riesgo”, comentó la joven acerca del trabajo que realiza. A su vez se mostró esperanzada con respecto al desafió que se le aproxima. “Tengo muchas ganas de poder representar a mi país y a mi lugar”, expresó.

Por último el referente del Frente Pilarense habló sobre el mensaje que deja la atleta con sus actos. “Creemos que en el sueño de Soledad están representados los sueños de miles de jóvenes pilarenses, que día a día dedican todo su esfuerzo a transformar su vida. Y estamos convencidos de que a todos ellos se les debe dar la oportunidad de hacerlo. En historias como estas están nuestras ganas de que en Pilar el deporte, los jóvenes y los barrios puedan salir adelante. Y por eso las vamos a seguir apoyando”, concluyó Federico Achával.

Comentarios

Quizás te pueda interesar también:

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *