Dos jóvenes pilarenses y un largo camino a Rusia 2018

0

Álvaro Perlo y Guido Galvagno se encuentran en pleno viaje, que luego de cuatro destinos intermedios, los depositará en el corazón del Mundial de Fútbol dentro del país ruso.

Cada cuatro años el Mundial de Fútbol revoluciona el globo, y un país tan futbolero como el argentino no tiene manera de quedar al margen. Hasta los más reacios a la redonda se dejan atrapar por los encuentros de la celeste y blanca en esta cita, y un párrafo aparte es el que se le debe dedicar a los que lo viven con una pasión tan grande, que hacen hasta lo imposible por vivirla de cerca.

Este último caso podría aplicar a dos jóvenes pilarenses, que ya están transitando un largo camino que los depositará en Rusia como destino final. Las peripecias, entre otras razones, por supuesto que apuntan al mayor ahorro posible para vivir el mundial al máximo en el frío país europeo.

Se trata de la historia del conocido piloto pilarense Álvaro Perlo, el menor de los hermanos que representan al distrito en el automovilismo, y su amigo Guido Galvagno, quienes comenzaron su recorrido en Buenos Aires, con Foz de Iguazú como primer destino.

“En marzo salimos sorteados y tenemos entradas para ir al partido con Croacia, para octavos y cuartos”, contó uno de los pilarenses, señalando también que ese fue el primer paso del viaje más soñado, el cual luego se dedicaron a armar con mucho cuidado.

Una vez superada la primera etapa, los jóvenes llegaron con su mate bajo el brazo al aeropuerto brasilero de San Pablo, y desde allí volarán a Barcelona, donde pasarán a visitar a un amigo. Más tarde, sin detenerse demasiado emprenderán viaje hacia Bélgica, desde donde vivirán el primer partido de la selección nacional.

“En Bélgica vamos a mirar el primer partido, contra Islandia y después nos vamos a Nizhny”, comentó Álvaro, quien fue el encargado de conseguir el agua para los mates. “Para el partido con Nigeria no tenemos entradas, pero sí para octavos y cuartos”, manifestaron en diálogo con elterritorio.com.ar.

Luego, finalmente llegará el momento de pisar el país más grande del mundo en cuanto a superficie, el escogido por la FIFA como anfitrión de esta 21º edición de la competencia. “Va a ser nuestro primer Mundial y ojalá Argentina pueda llegar lejos”, se ilusionan, al tiempo que analizan: “Los compañeros se la tienen que dar bien a Messi y el primer partido será clave para ganar confianza”.

El pasaje de vuelta ya lo tienen, y es para el 13 de julio, dos días antes de la final en Moscú. Aunque sin dudar, también señalaron que “si va todo bien los cambiamos y nos quedamos en Rusia. Si se da todo tenemos que estar de alguna manera”.

El deseo de los dos jóvenes pilarenses es también el deseo de todo un país, y a estas alturas, sólo quedará esperar y seguir soñando con toda la fe puesta en el plantel que tiene al mejor jugador del mundo con la albiceleste.


Compartir!

Deja una respuesta